Floren Molina: «Convertí mi hobbie en profesión.»

¿Qué haces en tu día a día?

«Convertí mi hobbie en profesión. Simulamos actividades que hace un usuario malicioso o atacante. Ataques de «phishing», defensa activa para prevenir ataques. Contraatacamos para evitar futuros problemas.»

¿En qué año se monta s21sec y en qué ha evolucionado?

«Arrancó en Enero del año 2000, en una etapa de crisis informática en España. Se ponen en contacto conmigo en la universidad, para formar parte de una compañía pionera en este sector. Dejé la universidad, y me fui con ellos. Por aquel entonces, no estaba sujeto a una ley y no era tan normal como hoy realizar, por ejemplo, un ataque simulado para proteger.»

¿Por qué este cambio en tu vida?

«Accenture es una compañía que ayuda a grandes empresas a la digitalización. Siempre es bueno crecer como profesional. Xabier Mitxelena ha sido mi mentor en toda mi carrera, me fui con él a Accenture porque siempre fue mi tutor.»

«Es importante crear empresas en este sector en Euskadi, para que las empresas de aquí, no tengan que contratar el servicio en Madrid. Hemos conseguido que las nuevas generaciones puedan formarse en grandes compañías o startups de aquí.»

¿Dónde está la catedral de la ciberseguridad en el mundo?

«Existe la RSA, conferencia San Francisco para startups en ciberseguridad. Un año antes, se hace una feria en Israel para que las empresas lleguen a la RSA. Existen oportunidades y nichos a día de hoy, y sobre todo en Israel se está experimentando un crecimiento.»