Propiedad intelectual con Maitane Valdecantos

El próximo sábado, 6 de marzo, contaremos con una entrevista en la que Maitane Valdecantos abordará temas relacionados con la propiedad intelectual, la protección de derechos de autor, royalties y entidades de gestión entre otras cosas.

Maitane Valdecantos, licenciada en Derecho y Ciencias Económicas, socia de Audens, compañía especializada en Propiedad Intelectual y Derecho Digital, es una reconocida experta en derecho digital. Nos dará otro enfoque sobre la tecnología y herramientas que utilizamos en estos tiempos donde la digitalización está siendo clave. También sobre el uso equilibrado y responsable que debemos realizar de los dispositivos digitales y de los servicios de la sociedad de la información.

Si hay algo que la mayoría desconocemos, es la ley de propiedad intelectual. Comencemos por saber qué es la propiedad intelecual: «Se refiere a las creaciones del intelecto: desde las obras de arte hasta las invenciones, los programas informáticos, las marcas y otros signos comerciales».

Los tiempos en los que vivimos, nos llevan a centrar este tema en la informática y la comunicación. La ley de propiedad intelectual, es la que protege el software en España. Crear software es crear una obra, donde el propietario puede decidir ceder o no sus derechos desde el momento en el que se termina el programa. El software, no se patenta ni necesita registrarse, pero puede ser inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual, como patente o para tener una vía de pertenencia de su idea y funcionalidad.

Según el convenio de Berna, que fue firmado por 151 países, trata de la protección de las obras y los derechos de los autores. Ofrece a los creadores como los autores, músicos, poetas, pintores, etc., los medios para controlar quién usa sus obras, cómo y en qué condiciones. Se fundamenta en tres principios básicos y contiene una serie de disposiciones que determinan la protección mínima que ha de conferirse, así como las disposiciones especiales para los países en desarrollo que quieran valerse de ellas. Según este convenio, no es necesario registrar un software como patente.

En otros tiempos, eran los artistas, poetas y músicos los que necesitaban este convenio, ahora, el pleno S. XXI, son los desarrolladores de software los que necesitan ser protegidos.

Es un tema muy extenso, por lo que os dejamos unas de las preguntas que Maitane podrá responder:

– Tengo una idea genial para una APP. ¿Cual seria el siguiente paso?
– Tengo una idea. ¿Cómo se si ya está patentada o no?
– ¿Qué pasos debo seguir para patentar
– ¿Qué pasa con las empresas grandes? ¿Te pueden ‘robar’ la idea? ¿Cómo actuamos?
– ¿Hasta qué punto los contenidos que publico en las redes sociales o en una página web son de mi propiedad?
– ¿Cómo afecta esto a los «influencers» y creadores de contenido?